Fiesta de los Escobazos, noche de fuego y devoción

Jarandilla de la Vera, residencia de un emperador

Jarandilla de la Vera es una localidad situada en la provincia de Cáceres, perteneciente a la Comunidad Autónoma de Extremadura. Sus poco más de 3000 habitantes pueden dar cuenta de su rico pasado histórico, puesto que la habitaron diferentes pueblos: celtiberos, visigodos, árabes y romanos.

El tabaco y el pimiento son y han sido, durante mucho tiempo, las materias primas que han creado una industria en la zona. Casi una tercera parte del tabaco que se produce en España viene de esta zona, de la Comarca de la Vera. El pimiento, que sirve para elaborar el famoso «pimentón de la vera«, es otro de sus recursos más preciados.

jarandilla 3

(foto: creative commons flickr de Jesús Pérez Pacheco)

Si por algo destaca la localidad es por haber sido, durante un tiempo, la residencia del Emperador Carlos I de España y V de Alemania, que vivió en el Castillo de los Condes de Oropesa, que hoy es Parador Nacional de Turismo.

Fiesta de los Escobazos - Jarandilla de la Vera - Extremadura-imagen2

(foto: creative commons flickr de Jesús Pérez Pacheco)

Un secreto que no mucha gente sabe es que, en la actualidad, Jarandilla y la Comarca de la Vera son lugar de descanso de gente importante y famosa como Pepe Barroso, Alejandro Sanz o Marta Sánchez, entre otros, los cuales poseen casa en la zona.

Ya sé que nada de esto tiene que ver con la fiesta de los escobazos, de la que hoy te quiero hablar, pero quería resaltar la importancia de una localidad tan pequeña, puesto que a veces pensamos que la vida en los pueblos es monótona y aburrida.

Escobazos hechos de Retamas

 

Como te comentaba, la celebración que hoy nos ocupa es la Fiesta de los Escobazos de Jarandilla de la Vera; y tú te preguntaras, ¿qué son los escobazos? ¿por qué se les llama así?

Esta fiesta recibe el nombre de los «Escobazos» puesto que así se llaman las antorchas que los jarandillanos utilizan para iluminarse en este día y que se hacen de retamas.

La retama es un pequeño arbusto, de color grisáceo, de entre 1 y 2 metros, apenas tiene hojas y arde con facilidad.

Fiesta de los Escobazos - Jarandilla de la Vera - Extremadura-imagen3

(foto: creative commons flickr de Heart Industry)

En la comarca de la Vera se conoce también a las retamas como «Escobazos» puesto que son manojos de retamas atados por cuerdas.

Durante muchos años se utilizaron las retamas para calentar los hornos de las tahonas, que eran los lugares donde se fabricaba el pan. También se utilizaban para hacer escobas.

Fiesta de los Escobazos, de Jarandilla de la Vera

La Fiesta de los Escobazos se celebra todos los años durante la tarde del 7 de Diciembre y la madrugada del día 8. Durante la misma, los habitantes de Jarandilla de la Vera conmemoran el día de la Inmaculada, honrando a la Virgen con diversos actos entre los que destaca la procesión.

Cuenta la tradición que el origen de esta festividad está en los pastores y cabreros que hace siglos volvían de la sierra, donde estaban con sus ganados, para celebrar el Día de la Inmaculada. Con el fin de llegar a tiempo, los pastores comenzaban el descenso de la sierra por la noche. Como el camino era complicado y no había iluminación, sufrían diferentes percances y para evitarlos, un día decidieron preparar unas antorchas utilizando las retamas que se encontraban en el lugar. En ese momento nació la tradición de los «escobazos».

Fiesta de los Escobazos - Jarandilla de la Vera - Extremadura-imagen4

(foto: creative commons flickr de Heart Industry)

Al llegar al pueblo, eran recibidos con alegría por sus familiares y vecinos; para mostrar su júbilo por el reencuentro, se daban golpes entre ellos con los escobazos encendidos.

Hoy en día, los festejos se componen de una parte lúdica y una religiosa.

Diversión

Unas semanas antes, los habitantes de Jarandilla, salen al campo a recoger la retama para preparar sus escobazos que servirán de antorchas.

La parte lúdica se desarrolla justo antes de la procesión del día 7 de Diciembre, en honor a la Inmaculada Concepción, donde los vecinos, a partir de las 7 de la tarde, comienzan a salir a la calle, tomando como punto de reunión la plaza del pueblo. Encienden las hogueras que previamente han preparado y también encienden sus escobazos.

Fiesta de los Escobazos - Jarandilla de la Vera - Extremadura-imagen5

(foto: creative commons flickr de Heart Industry)

Entre esa hora y las 9 de la noche, todo el mundo disfruta, bebiendo vino de pitarra (hecho de forma casera en tinajas de barro), dándose golpes con los escobazos, en las piernas o en el culo, a modo de saludo y cantándole himnos y canciones populares a la Virgen.

Para evitar hacerse daño y quemarse con los escobazos, los jarandillanos se ponen ropas viejas y cumplen la norma de pegarse solamente por debajo de la cintura.

Quizá ésta sea la parte más espectacular y llamativa de la fiesta: ver cómo los vecinos se pegan amistosamente con los escobazos encendidos.

Fiesta de los Escobazos - Jarandilla de la Vera - Extremadura-imagen6

(foto: creative commons flickr de Heart Industry)

Devoción

Mucho antes de que comience la fiesta de los escobazos, a eso de las 4 de la tarde del día 7 de Diciembre, se organiza un pequeño cortejo encabezado por el Mayordomo y el Cura. Todos recorren las calles de Jarandilla con el Estandarte de la Inmaculada Concepción anunciando la fiesta al grito de ¡Viva la Virgen de la Concepción!

A las 9 de la noche, la devoción se apodera de la celebración. Es en ese momento, cuando el Mayordomo, a lomos de un caballo, se acerca a la Iglesia de Santa María de la Torre y en sus puertas el párroco le entrega el estandarte de la Virgen de la Concepción. En ese momento, el Mayordomo levanta el estandarte gritando: ¡Viva la Virgen de la Concepción! respondiéndole todo el mundo a la vez ¡Viva!

A partir de ahí, comienza una procesión, por las calles del pueblo, en la que todo el mundo acompaña al estandarte; unos montados a caballo y otros portando los escobazos.

Fiesta de los Escobazos - Jarandilla de la Vera - Extremadura-imagen7

 (foto: creative commons flickr de Heart Industry)

Varias horas después, el cortejo vuelve de nuevo a la plaza donde se da por finalizada la procesión levantando el estandarte y entonando de nuevo los vivas a la Virgen.

Una vez finalizada la procesión, los más mayores se vuelven a sus casas y los más jóvenes continúan la fiesta que habían iniciado previamente.

Por cierto, si eres de los que sigue este blog con asiduidad, te habrás dado cuenta de que esta fiesta guarda ciertas similitudes con la Procesión de la Virgen de los Pegotes o con el Vítor  de Horcajo de Santiago o el de Mayorga.

Soy autor y fundador de este blog, actividad que realizo con pasión y dedicación ya que cuando algo te gusta y apasiona no importan las horas que le dediques a ello. Me gusta observar y conocer con la curiosidad de un niño: el origen de una tradición, la pasión de unas fiestas, las particularidades de una costumbre, el simbolismo de un rito.

2 comentarios

  • Antonia Elisabete Balbuena Responder

    Olá,
    Gostei muito do blog, fácil de ler e entender.
    Sou brasileira com descendência espanhola.
    Gosto muito das festas tradicionais espanholas.
    ?Bete

    • Alfonso Bermejo Responder

      Hola Bete,
      Bienvenida a Tradiciones y Fiestas.
      Muchísimas gracias por sus palabras. Me alegra saber que tenemos lectores de ascendencia española en Brasil.
      Saludos,
      Alfonso

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.