Volatín de Tudela en Semana Santa, un Judas ajusticiado

Si la semana pasada te hablaba de una tradición muy singular que lleva más de 6 siglos celebrándose, la Bajada del Ángel, hoy quiero darte a conocer una tradición que también cuenta con varios siglos de existencia: el Volatín de Tudela en Semana Santa; junto con el Ángel forman dos tradiciones inseparables que los Tudelanos quieren por igual. Cada Sábado Santo o Sábado de Gloria se celebra este curioso acto que tiene su origen documentado en el  año 1732. Fue la Cofradía del Santísimo Sacramento la creadora de esta tradición, al igual que la Bajada del Ángel.

Fue declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional en el año 2002.

Un personaje que da nombre a una Orden

El Volatín, un muñeco de madera que representa a Judas que es colgado y zarandeado es, a la vez, mucho más que un personaje que hace su aparición todos los años en Semana Santa. El hecho de que una Orden (del Volatín) o Cofradía haya tomado su nombre, demuestra la pasión que despierta este querido muñeco. La Orden de Volatín se creó en el año 1969 con el fin de recuperar tradiciones perdidas y poner en valor las existentes, tanto de Tudela como de Navarra.

Volatín de Tudela en Semana Santa- Tradicion- blog-imagen1

(foto cortesía: Turismo  Ayuntamiento de Tudela)

Ese año fue cuando un grupo de personas que amaban las tradiciones y costumbres de Tudela y por extensión de la Ribera de Navarra se unieron, aprobaron unos estatutos al año siguiente y desde ese momento se propusieron poner en valor las tradiciones y costumbres que tanto amaban.

A lo largo de los años, la Orden ha ido incluyendo actividades nuevas; ha creado junto a otros agentes de Tudela como el Ayuntamiento y el gremio de Hostelería, nuevas tradiciones como por ejemplo las Jornadas de Exaltación y Fiestas de la Verdura que ya cuentan con un reconocidísimo prestigio, o la Gigantada, «Navarra tierra de gigantes» que es una gran concentración de Gigantes y Cabezudos venidos de numerosas poblaciones navarras.

En resumen, su implicación en la generación de nuevas actividades y el mantenimiento de viejas tradiciones ha ido en aumento con el paso de los años.

Volatín de Tudela en Semana Santa- Tradicion- blog-imagen2

(foto cortesía: Turismo  Ayuntamiento de Tudela)

Ilustres pregoneros del Volatín de Tudela en Semana Santa

Desde el año 1990, el acto del Volatín de Tudela en Semana Santa se viene complementando con un pequeño pregón que se realiza minutos antes del ajusticiamiento del Judas o ceremonia del Volatín.

Tanto el Pregón como la Ceremonia del Volatín se desarrollan desde el balcón de la  mítica Casa del Reloj, edificio singular que preside  la Plaza Nueva de Tudela, lugar de reunión y disfrute de los tudelanos en numerosas ocasiones.

Desde ese balcón y unos minutos antes del comienzo de la ceremonia del Volatín, un ilustre personaje tudelano o navarro con algún tipo de vinculación con Tudela, realiza un emotivo pregón para todos los asistentes a la ceremonia.

Volatín de Tudela en Semana Santa- Tradicion- blog-imagen3

(foto cortesía: Turismo  Ayuntamiento de Tudela)

Desde el año en que se introdujo el pregón en este acto, han sido numerosas las personas honradas con tan apreciada distinción, desde abogados, escritores, profesionales del mundo sanitario, historiadores o personas mas mediáticas o conocidas como por ejemplo: el periodista Tudelano Pedro Blanco, Director del programa Hoy por Hoy en la Cadena Ser, el también  periodista Alfredo Urdaci, el escritor tudelano Victoriano Bordonaba Castel- Ruiz o el anterior presidente del Gobierno de Navarra, Miguel Sanz.

Un acto sencillo pero muy querido y esperado

Te cuento que la ceremonia del Volatín es un acto sencillo y breve pero a la vez cargado de simbolismo y plasticidad, donde un muñeco que representa al Judas que traicionó a Jesús es vestido representando a un personaje singular o colectivo que durante el año ha dado que hablar.

Volatín de Tudela en Semana Santa- Tradicion- blog-imagen4

(foto cortesía: Turismo  Ayuntamiento de Tudela)

A las 10 de la mañana del Sábado Santo o Sábado de Gloria comienza este acto de no más de 15 minutos, cuando la persona elegida para el pregón sale al balcón de la Casa del Reloj y realiza su breve discurso. Acto seguido, varios operarios se disponen a realizar los últimos preparativos para colocar al muñeco articulado que es el Volatín.

El muñeco suele ir disfrazado cada año de forma diferente y en su boca lleva un petardo de considerables dimensiones a modo de puro.

Una vez está todo dispuesto, en ese momento se enciende el petardo que lleva en la boca y justo cuando explota comienzan a moverlo de izquierda a derecha provocando una serie de movimientos un tanto extraños que van haciendo que el muñeco pierda su ropa.

Volatín de Tudela en Semana Santa- Tradicion- blog-imagen5

(foto cortesía: Turismo  Ayuntamiento de Tudela)

Después de zarandearlo unas cuantas veces y quedar el Volatín en un estado totalmente diferente al inicial, se empiezan a tirar balones y globos para que los recojan los niños que están en la plaza.

volatin resultado blog

(foto cortesía: Turismo  Ayuntamiento de Tudela)

Un bautizo muy singular

La ceremonia del Volatín es el acto más conocido de esta celebración pero justo después, al medio día, tiene lugar en el Salón de Plenos del Ayuntamiento un acto singular que quizá no es tan conocido:

Se trata del Bautizo del Cabezudo, una costumbre ya arraigada por la Orden del Volatín, de bautizar a un cabezudo con el nombre de «Tudelano», que posteriormente es regalado a una localidad de Navarra para que lo incorpore a su comparsa.

Volatín de Tudela en Semana Santa- Tradicion- blog-imagen6

(foto cortesía: Turismo  Ayuntamiento de Tudela)

El Volatín, junto con la Bajada del Ángel, son dos tradiciones que van unidas y que tienen una gran importancia para todos los tudelanos dentro de los diferentes actos que se celebran en la Semana Santa.

«La foto de cabecera y la foto que ilustra este post se han publicado gracias a  Turismo del Ayuntamiento de Tudela»

 

Soy autor y fundador de este blog, actividad que realizo con pasión y dedicación ya que cuando algo te gusta y apasiona no importan las horas que le dediques a ello. Me gusta observar y conocer con la curiosidad de un niño: el origen de una tradición, la pasión de unas fiestas, las particularidades de una costumbre, el simbolismo de un rito.